Para aquellos que os gusten los juegos abstractos y de pensar un poco os presentamos otro de los preferidos de Lobito: “Sagrada”.

Es un juego de 1 a 4 jugadores (sí, has leído bien puedes jugar en solitario) con una duración máxima de 45 minutos. En el caso de que jueguemos en parejacada partida puede durar unos 20 minutos, dependiento de cuánto tiempo dediquemos a planificar nuestra estrategia. La edad recomendada es de 14 años, así que es más bien un juego para jugar en familia o cuando los peques ya están durmiendo como ceporros. Aunque ya sabéis que no hay que dejarse guiar demasiado por la edad, siempre podemos quitar reglas para hacer el juego más asequible a los más pequeños.

La mecánica del juego es sencilla. Tenemos un cartón que hace las veces de vidriera en elinsertaremos una tarjeta con un patrón de colores y números como el que se ve en la figura. Nuestro objetivo es rellenar todas las casillas de nuestras vidriera respetando el patrón de colores y números y teniendo en cuenta dos pequeñas restricciones adicionales:

  • Solamente se pueden colocar dados nuevos adyancentes (en diagonal u ortogonal) a un dado ya colocado previamente.
  • En ortogonal a cualquier dado no podemos colocar otro con el mismo valor o color (en diagonal podemos colocar los dados como queramos).
Algunos elementos del juego, a la derecha el cartón de juego con los patrones de colores y números. A la izquierda las cartas de herramientas, objetivo público y objetivo privado.

En cada turno se lanzan al azar 2 dados por cada jugador + 1 y cada participante elige un dado en dos turnos de juego. El primero en sentido horario empezando por el que lanzó los dados, y el segundo en sentido antihorario empezando por el último jugador. De este modo, como ya habréis adivinado, siempre queda al menos un dado huérfano que indica que se ha jugado un turno. Si no puedes colocar los dados que te han dejado tus “compañeros” de juego, ellos lo sentirán mucho por ti.

Como veis las reglas hasta ahora no son demasiado complicadas, así que para amenizar un poco las partidas hay algunos elementos para darle más vidilla a las partidas.

  • Cada jugador recibe 1 carta de objetivo personal que hace que reciba como puntuación los valores de los dados de un color determinado (por ejemplo azules).
  • Además hay otras 3 cartas de objetivos públicos (para todos los jugadores) que otorgan puntos si colocamos nuestros dados siguiendo un patrón concreto. Por ejemplo, columnas o filas sin valores repetidos, o sin colores repetidos, diagonales de color, etc.
  • A la vista de todos los jugadores hay también 3 cartas de herramienta. Estas cartas nos permiten activar habilidades que nos hacen más fácil colocar dados (sobre todo al final de la partida cuando las combinaciones se hacen más difíciles). Por ejemplo puedes colocar dados ignorando las restricciones de color, cambiar algunos de los que ya tienes colocados en la vidriera, volver a lanzarlos… Lo malo es que activar estas habilidades nos costarán fichas de donativo. Dependiendo de la dificultad de nuestra vidriera nos darán de 3 a 6 de estas piedras para gastar. Cuanto más restrictivo sea nuestro cartón más tendremos para equilibrar el juego.

Aunque puede parecer difícil a primera vista os aseguro que las reglas son sencillas, las partidas fluidas y con la duración adecuada para no resultar agotadoras después de un día de trabajo y cuidado de las fieras de la casa.

Una vez que se han jugado diez rondas se acaba la partida. Cada jugador cuenta los puntos que ha logrado y el que más haya obtenido se convierte en el mejor artesano de la casa hasta la próxima partida.

Aunque puede parecer difícil a primera vista os aseguro que las reglas son sencillas, las partidas fluidas y con la duración adecuada para no resultar agotadoras después de un día de trabajo y cuidado de las fieras de la casa.

VER EN LA TIENDA

Deja una respuesta

1